jueves, 17 de noviembre de 2011

41. Hijos malcriados

Yo sé que existe una diferencia importante entre ser "malcriado" y "mal aprendido".

...Y vos, además de estar ausente querida madre, siempre nos has dado todo sin importar nada, por eso creo que somos hijos malcriados.

Y bueno, todo empezó porque los vecinos tenían hambre y aniquilé tus rosales y tus margaritas para plantar papa y zapallo.
Matamos al perro y en su cucha criamos vacas y ovejas, los rosales y margaritas los enfardamos para que tengan que comer estos animalitos.
Los vecinos están contentos con la comida, solo que ahora han llegado algunos más.
Derrumbamos el monte del fondo, tan descuidado desde hace siglos y levantamos una fábrica de diversión absoluta. Para hacerla andar tuvimos que capturar muchas aves, eso no fue fácil, les atamos una cuerda en una pata y cada vez que intentan volar, tiran de la cuerda y mueven una gran rueda. ¡Que ingeniosos que somos!
Los vecinos están re bien, comida y diversión garantizada, ¿que más se puede pedir en la vida?

Hoy sigo sin entender, no logro comprender como fue que nunca, pero nunca nos dijiste nada.
Habrás pensado: " ...ya se darán cuenta!?"

Excavamos los cimientos para extraer los hierros de la fundación y los vendimos al mejor postor.
Algunos vecinos nos decían "¿Qué hacen ahí? a quién se le ocurre semejante cosa!" y se peleaban con otros de los vecinos que eran los que nos compraban por millones los fragmentos de hierro de construcción.
Pero como vos madre no nos decías nada, seguimos haciendo lo que vos nos permitías, ¡cómo no hacerlo si eres nuestra madre, nuestra guía!

Empezamos a aprovechar los cueros de las vacas y de las ovejas, porque en el invierno pasado quemamos las puertas y ventanas para calentarnos, y tiramos la lejía de la curtiembre por el inodoro, problema que no se ve es un problema resuelto, ¡qué buen invento el inodoro!.

Como ya no teníamos perro, también debíamos aprovechar los huesos, por eso los empezamos a moler con una máquina que instalamos en el comedor y se lo agregamos a la sopa de nuestros niños, dicen que hace bien, que tiene mucho potasio.

Aunque el agua del pozo se ensució con los desechos de la fábrica de diversión, y sí, son muchas aves... igual la seguimos tomando, solo que tenemos que hacerlo de un solo trago y con la nariz tapada, lo único raro es un sabor metálico que queda en la boca, pero para mí es la combinación con el humo de la maquina moledora, debemos sacar el humo para afuera.

Los vecinos son cada vez más y la comida ya no alcanza, están molestos por el humo de la máquina moledora y dicen que se cansaron de sentir un olor desagradable de las vacas del patio, que la carne tiene gusto raro y no sé cuantas cosas más.
En ese momento pensábamos: "Así nos pagan con todo lo que hacemos por ellos, que desagradecidos".

Los días pasaron y la situación se agravó.

Los vecinos están insoportables, van de mal en peor, se dividieron los lotes de alrededor y levantaron paredones altos, también se metieron en el patio y se llevaron los animales, solo quedaban dos terneros y ayer mataron a la vaca.
Dicen que algunos mueren de hambre porque nadie les enseñó a comer, eso de darles siempre la comida en la boca terminó peor.

Algunos con más poder se apropiaron de la fábrica de diversión, pero no cuidaron a las aves y no saben como hacerla andar, escuché que iban a poner a correr a sus hijos sobre la gran rueda, son chiquitos y muchos así que debe alcanzar.

Nos robaron y destruyeron todo, no nos queda nada, además el agua está como espesa, parece aceite.
Después de deliberar bastante decidimos irnos, con los millones cobrados por los hierros hicimos un arca, nos vamos agazapados por la noche con lo puesto, veremos si en otro lugar recomenzamos.

Nos vamos en la oscuridad, pero con la certeza que todo esto es culpa tuya madre, por mal criarnos, vos sabías perfectamente que estaba todo mal y nunca nos diste una mínima señal de desequilibrio y de un día para el otro nos tenemos que ir.
Madre, nos vamos con esa certeza, pero con una gran incertidumbre: ¿qué fue lo que hicimos mal?.






viernes, 2 de septiembre de 2011

40. Así hablaba Zaratustra.

Cuando esas palabras lejanas, de otra época, de otro tiempo, difíciles de leer, suenan tan amigas y tan actuales.
Tan solo unos fragmentos de un libro que "es para todos y no es para nadie".

...
Aún hay en ciertas partes pueblos y rebaños; pero no entre nosotros, hermanos: Aquí hay Estados.
Estado se llama al más frío de los fríos monstruos.
Miente con frialdad, y ésta es la mentira que sale de su boca: "Yo, el Estado, soy el pueblo."
...
Los que tienden trampas a la multitud y llaman a eso Estado son destructores; imponen a los hombres una espada y cien apetitos.
...
Nacen demasiados hombres; para los que están de más se inventó el Estado. ¡Ved cómo atrae a los muchos que están de más! ¡Como se los engulle, y los masca y remasca!.
"En la tierra no hay nada más grande que yo; soy el dedo ordenador de Dios", así ruge el monstruo. Y no son sólo los que tienen orejas largas y vista corta los que caen de rodillas.
...
El ansía rodearse de héroes y hombres venerables. A ese frío monstruo le gusta calentarse al sol de las conciencias limpias.
...
¡Miradlos! Siempre están enfermos; lanzan su bilis y llaman a eso periódicos. Se devoran entre sí  y no pueden siquiera digerirse.
Mirad a los que están de más. Se hacen ricos y son así cada vez más pobres. 
...
Huid de esa peste. Alejaos de la idolatría de los que están de más.
Huid de esa peste. Alejaos del humo de esos sacrificios humanos.
...
Todavía hay una vida libre para las almas grandes. En verdad, quien menos posee, menos es poseído. ¡Bendita sea la humilde pobreza!
Donde acaba el Estado, empieza el hombre que no está de más; allí empieza el canto de los que son necesarios, la melodía única e insustituible.
Allí, donde acaba el Estado... ¡Mirad, hermanos míos! ¿No véis el arco iris y el puente del superhombre!.




Asi hablaba Zaratustra.
Friedrich Nietzsche (1844 - 1900)

sábado, 20 de agosto de 2011

39. Frase memorable

La casa estaba en construcción, en el frente estaban las clásicas montañas de arena y piedra, un par de metros cúbicos desparramados en el piso. A la izquierda estaba la pila de ladrillos de cemento.

Creo que la pasión de hacer algo en la arena es algo innato, viene en la sangre.
Dos niños jugaban en la montaña de arena, juntos, pero cada uno en su mundo, compartiendo un poco y capaz que no tanto, en fin, jugando.

Tendrían entre 6 y 8 años de edad.
La madre sale a ver que hacen y avisa que la comida está lista, es mediodía.

- Ya voy! - Contestan casi al unísono.

El tiempo tiene otra prioridad cuando se juega en la arena.
Pasaron 5 minutos y los niños siguen jugando, la madre los vuelve a llamar y la historia se repite. Es lógico, la arena tiene "ese que se yo".
Como suele pasar en estos casos, casi en todas las familias, cuando la voz y la paciencia de la madre ya no alcanza se acude a la voz del padre, que casi nunca dice mucho, pero que cuando habla, las paredes tiemblan.

- ¡A ver si me ayudas en algo! - increpa al marido y caminando para la cocina sigue gritándole
- Levantate y andá a decirles que vengan a comer que se enfría todo! - mientras se limpia las manos en el delantal.

Molesto por ayudar con los chicos. ¡El estuvo trabajando toda la mañana! y ahora le toca esto de tener que, además, ayudar con los chicos.

Con el seño fruncido pone la mano arriba de la mesa, el mantel quiere esquivarla pero no puede, la mesa aguanta y ayuda a levantar ese cuerpo hambriento y cansado.
El sonido que secunda es el clásico arrastrar de la silla en el piso, silla arrastrada por padre jodido, sonido que debería alertar que algo se viene.

Yo estaba del otro lado de la tapia, los chicos jugando en la arena, el padre saliendo por la puerta de la casa. Mientras camina hacia ellos, con ademanes de domador, como sacándose el cinto les grita:


- ¡Les voy a enseñar a respetar a su madre, hijos de puta!
- Dejen de joder y vengan a comer.




Lo escuche y no me pareció nada particular, hasta que volví a repetir la frase en mis adentros.
Cuando algo que parece tan natural, mundano, casi se podría definir "normal" se vuelve incoherente.

Cada vez que algo resulta incoherente me acuerdo de la frase, pero los niños no, ellos tienen que respetar a su madre por ser hijos de puta.



jueves, 28 de julio de 2011

38. La transición

Ayer fue un lindo día, porque descubrí a un tipo llamado Carl Honoré el cual hace elogios a la lentitud, y tengo que admitir que me cambio el día.
Mientras leía sus elogios, sentía que había encontrado la razón a muchas de mis dolencias. Cuantas palabras que se transformaron en mi verdad.
Me recordaba a un post que había escrito sobre la vorágine del tránsito, aquella vez había percibido algo pero no pude explicarlo tan bien como Carl.

Hoy, llego nuevamente al trabajo.
Prendo la "PC" y veo que, la sonrisa de ayer al leer sus palabras ya no están. Todo lo aprendido ayer están en el fondo del ese tacho de basura al cual es difícil acceder y que nunca termino de encontrarle la función de "deshacer", la mágica función de "restaurar todos los elementos" eliminados.
Toda una revelación para mi vida, guardada en el historial de navegación.

Cuantas veces en la vida nos falta un "Ctrl + Z".
Cuantas veces queremos tener dos teclas mágicas bajo el meñique y el mayor de la mano izquierda.
Que fácil nos acostumbramos a vivir en ese estado, con un teclado y un ratón óptico manejamos toda la vida.

Me recuerda la mirada de mi padre, cuando yo era chico y le contaba con mucho entusiasmo que en el "videogame" por haber matado muchos marcianos, me había ganado dos vidas más.
- Si fuera tan fácil - me respondió.

Con que facilidad trasladamos esa rapidez a nuestra tan mundana, real y linda vida.

Hace 7 años apagué la televisión, hace unos 4 años apagué la radio, solo escucho la música que a mí me interesa.
Creo que han sido los primeros pasos. Creo que es parte de la transición.

Hoy, mi sonrisa ausente me recuerda que falta camino por recorrer, y sobre todo, me alerta que algo está faltando o mejor aún, sobrando, porque no es posible olvidarse de un día para el otro "algo" que me puede hacer muy bien.

Hoy pongo pausa a la gran carrera porque recordé, que hace ya mucho tiempo, quiero ser yo.

Gracias downshifter!

----------------------------------------
PD. ¿Alguien sabe donde encuentro el botón de Pausa? ¿Y el de Stop?

jueves, 16 de junio de 2011

37. Cuando sea grande!!!

A los 5 años de edad:
Una madre observa que su hijo se encuentra pensativo mirando por la ventana, entonces se acerca y le pregunta:
- ¿Que estás mirando?
El niño con toda convicción le responde:
- Cuando sea grande, quiero ser albañil!!!
- ¿Cómo? Arquitecto querrás decir!
- No mamá, albañil, el que hace casas, como ese de ahí en frente - Responde señalando al obrero de la construcción del otro lado de la calle.
- Ves, mamá? ¡como ese señor quiero ser!
- Aha, bueno, veremos, más adelante sabrás mejor...


A los 12 años de edad:
Luego de un informe periodístico, en la televisión, sobre el futuro de los jóvenes en la sociedad, la madre le pregunta a su hijo:
- ¿Y vos? ya sabes que vas a estudiar cuando termines la escuela?
- Me gustaría hacer algo... no se, diferente a lo que hace papá, que siempre llega cansado.
La madre pensativa lo observa...
El niño sueña con sus ojos al techo cuando de pronto escucha:
- Bueno, pero tenes que tener una profesión y un trabajo estable para mantenerte, nosotros no vamos a vivir para siempre!
El niño la mira con desconcierto y esquivando el ataque responde:
- Si, ya sé, que se yo, a mi me gusta dibujar...
- ¿Acaso no querías ser Arquitecto? - retruca la madre hilvanando viejas conversaciones.
- Puede ser, también me gusta pintar y hacer cosas como esculturas, o inventar cosas nuevas...
- Artista???  y como vas a sobrevivir?
El niño al no entender la relación de lo que significa sobrevivir con la pasión absoluta, agacha la cabeza y se termina la conversación.


A los 17 años de edad:
- Sabés mamá, ya me decidí, voy a estudiar Arquitectura, puedo crear, puedo desarrollar casas y hoteles, y además es una profesión muy bien paga!
- Me parece una decisión muy lógica! Te felicito! Siempre te gusto dibujar "casitas"!

Unos minutos despues...
- ¿Te enteraste Pochola?
- ¿Que cosa? - Responde la vecina.
- Mi hijo va a ser arquitecto!!!!
- Hay, pero que inteligente! Me alegro mucho por él. Vamos a tener un profesional en la vecindad!


A los 32 años de edad:
El arquitecto, con su titulo enrollado en algun cajón piensa...
- Hace 8 años que trabajo frente a la PC haciendo planos y dibujitos en cad, que laburo de mierda, pero bueno, tengo obra social y me pagan la jubilación...
La conciencia le retruca y a la vez lo paraliza.
Unos minutos después recibe un mail de la empresa:
"Desde RRHH velamos para que puedas desempeñar tus tareas con la mayor de las motivaciones".
- Si claro, con el sueldo de mierda que me pagan, mientras el dueño anda de vacaciones todo el año. Broncas y sensaciones de no encontrar satisfacción en esa planilla de costos que acaba de calcular, para ese proyecto de hotel cinco estrellas.


A los 39 años de edad:
- Se acuerdan que hace años tenía ganas de levantar una pieza en el fondo de casa? - Le comenta a sus compañeros de trabajo.
- Bueno, parece que arranca la cosa en unos días!
- Que bien!
- ¿Pudiste conseguir algún albañil de confianza?
- ¡Hay cada uno! mucho cuidado! - Le aconsejan.
- ¡No, ni me puse a buscar, en realidad la estoy levantando yo mismo! ¡No sé que es, pero me siento tan realizado!


"...Parecía un niño de 5 años, muy concentrado, sin noción de tiempo, con el ceño fruncido y la sonrisa marcada, con toda la ropa sucia y las manos cubiertas con cemento, haciendo eso, lo que siempre soñó hacer, desde hace mucho tiempo." 


"Haciendo eso que soñó hacer, cuando sea grande."




jueves, 5 de mayo de 2011

36. Y las vacaciones?

La naturaleza, ese pájaro nunca visto no es tan novedoso. Tiene plumas, pico, garra y dos ojos.
Una arena más gruesa, más marrón, menos fría, muy diferente a las otras, no deja de ser arena.
Arena con restos de yerba, de cigarrillos, de conchillas, de vidrios, de botellas rotas, arena sucia con castillos de la tarde anterior.
Marea invasora, pies ajenos que caminan mal, que pisan mal.
Huella de niño que lleva y trae agua para su edificación, su gran obra.
Castillos de arena moldeados de fábrica con "R" de registrado, la evolución tan novedosa de aquellos con huellas de niño.
Esa mujer de pliegues flacos en la piel no tiene pudor.
Hoy, ahora cree que mostrarse en la playa es placentero, pero no se viste nunca así ni en su propia casa.
Donde quedaron las carnes firmes del cartel de publicidad.
Carnes flácidas con globos de silicona y labios deformados por tanta tecnología.
La gente no es linda en pelotas a la luz del sol, por eso la luna es romántica.
La luna, las estrellas, la noche, las velas, lo que insinúa pero no muestra realmente.
Lo que muestra una mentira, también es excitante, un jean elastizado con zonas de realce.
Lo que nos rodea, nuestra piel, nuestros vellos, nuestra grasa, nuestra naturaleza que se ha vuelto tan poco novedosa.

Nuestra naturaleza resulta fea a la vista, con el sol directo.

Tal vez por eso, tal vez por la falta de novedad, la falta de posibilidades o tal vez por exceso ya no somos novedosos.
Por eso, nuestra tecnología es más.


---------------
El sol dañó un sector del disco rígido neuronal.
12 enero 2011

35. Las olas y el viento (y el mar helado)

Sonido de Fondo.
Bullicio y música y bullicio.
Alguien está a los gritos.
Olas de Pinamar.
Ufopoint y surf en cada extremo.
A la gente le gusta, por eso existe.
Y, o porque existe, a la gente le gusta.
Le gusta.
Existe, es igual pero diferente, por eso existe, por eso a la gente le gusta.
Igual a lo anterior, pero novedoso.
Un poco de historia más un poco de futuro y salió.
Más de historia, con cultura y esencia de futuro, pero no mucho futuro porque empalaga.
Mas de historia, y de histeria, se me pianta un lagrimón.
De chico fuí una vez al mar, nunca me gustó demasiado la arena.
Bebidas, bebidas frescas, sin alcohol, sin calorías, o muchas, sin gas para que no infle, las emanaciones gaseosas no son bien vistas, como cuando se habla con la verdad, la verdad de uno, con mi verdad.
¡Es molesta la verdad de aquel!
Porque tomó coca y tuvo sus consecuencias, a veces sale por arriba y a veces por abajo.
Si hizo mucho ejercicio o demasiado poco.
Cuando se es muy viejo o tan joven.
Porque tengo panza o estoy muy blanco.
Porque el sol atraviesa sin problemas el escaso follaje de mi cesera.
Porque esta es mi verdad, porque existo y no se si a la gente le gusta.

----------------------
Cuando el sol ardió mi cabeza y solo pude divagar en pensamientos.
12 enero 2011

martes, 4 de enero de 2011

34. Se buscan Héroes

- ¡Que acto heroico! - dice la señora alardeando al bombero rescatista de su gato.


Alguien se ha vuelto famoso por su acto heroico.
Alguien ha trascendido y ahora es la sensación del momento, tal vez todos lo recuerden por lo que hizo y algunos seguramente, aunque se olviden del nombre, recordaran a ese héroe por su acto.




Desde niños nos inculcaron que un héroe estaba destinado, únicamente, a detener al opresor para liberar a los oprimidos (con los héroes importados de yaquilandia).
En nuestro país algunos intentaron forjar ese ideal del héroe y terminaron convirtiéndose en bandidos rurales, como David Segundo Peralta, alias "Mate cosido", especie de Robin Hood que roba al rico para darle al pobre.

Y si, es fácil caer en la tentación de usar esos poderes para beneficio propio o malentender su correcto uso y convertirse en algo peor que lo que se intentaba erradicar, como pasó con varios en la historia (en la historia, a su vez, contada por vencedores).

En fin, a lo mejor habría que contentarse con: "ladran Sancho, señal que cabalgamos", no?

Caudillos, guerrilleros, pacifistas, patriotas, soldados, amas de casa y gente que va a trabajar todos los días al mismo horario.

Que pocos héroes han logrado perpetuar su ideal sin tergiversarlo, pero los que lo logran, es tanto lo que conmueven con sus actos que terminan siendo inmortales.

Inmortales en el concepto, en la idea.

Como dijo nuestro poco carismático prócer Domingo F. Sarmiento, en una de sus pocas frases inteligentes:
"Bárbaros, las ideas no se matan". (obvio, dejando de lado lo que él entendía por bárbaros)
Tal vez el mortal que tuvo la idea no dure ni 10 segundos después de emitirla, pero si la idea era buena, perdurará en el tiempo y servirá de estandarte (y no me refiero a la remera del Che Guevara).

Y si, casi todos los héroes murieron por su causa y a veces también por la de otros.

"Muero contento, hemos batido al enemigo" El Sargento Cabral salva a San Martín en la batalla de San Lorenzo.
Sea cierta o no esta historia, inspira, por lo menos de chico entendí la idea de: "sacrificio en pos de una causa justa".



Pero, desde que dejé de creer que "Superman" o el "Chapulín Colorado" vendrían a ayudarme o a salvarme, empecé a buscar otros héroes en la vida misma, los inventados en la tele ya no eran admirables, me divertían, pero no me inspiraban.


Cuantos héroes anónimos hay dando vueltas, desparramados por ahí.
Cuantos!, pero que no son conocidos y por tal, no logran influir, no deslumbran, no contribuyen al crecimiento porque no alcanza a transmitirse su mensaje.

Hay toda una cuestión:

¡El héroe necesita un buen marketing!



El héroe existe porque la publicidad de su mensaje lo sustenta.
El héroe que no es público es, de cierta forma, un poco egoísta, porque un héroe es un personaje público.
Los héroes anónimos, los voluntarios que hacen de su vida una dedicación "sin fines de curro" como dice Betty, al no tener algo de reconocimiento termina siendo un pobre infeliz, un rebelde sin causa y a veces hasta un loco que hay que encerrar.
La tecnología nos está permitiendo captar a esos anónimos que no desean ser conocidos, pero que si lo fueran, si su actitud trascendiera, la cosa sería distinta.



Tal vez por eso nadie quiere ser héroe, la línea de separación entre lo espectacularmente grandioso y lo ridículamente estúpido es tan delgada que nadie quiere...
y si...
es mucho riesgo.

Y porque además, en ambos casos estarás fuera de la media, por algo vas a resaltar y ahí viene el peligro nuevamente! ...por que es de humanos intentar bajar de un hondazo al que resalta de la media (sea para arriba o sea para abajo).

Batman y Wikileaks

Tal vez por eso todos preferimos adularlos, seguirlos o imitarlos ("de mentiritas" obvio), a intentar serlo con todas las consecuencias que conlleva.

Y así estamos, sin demasiados héroes disponibles que nos ofrezcan una mirada distinta, que nos alienten, que nos brinden una imagen representativa para pensar que si se puede cambiar.

¿Aparecerá un Julian Assange en este país?
¿Alguien tendrá el valor?

Pregunto, por las dudas, a lo mejor, a vos te interesa y nunca lo pensaste:
¿vos, no querés ser un héroe?


Pensalo, a lo mejor, quien dice...

Para que lo medites... uno de los mayores representantes de lo que significa ser un héroe en la vida real:

El hombre del tanque, Pekín, 5 de junio de 1989, ejecutado luego de este video.







lunes, 3 de enero de 2011

33. Homenaje

Hay cosas muy bien relatadas y está bueno recordarlas y reivindicarlas:

Huelga de amores - Divididos



Ellos vinieron, nos encubrieron
aquí encontraron dioses que danzan.
Ellos vinieron, nos descubrieron,
aquí encontraron dioses que danzan.

Y nos dijeron: "cerra los ojos,
dame la tierra, toma la biblia".
Huelga de amores, huelga de amores,
huelga de amores en el paseo de las flores.

Patriotas importados, nativos sin orejas
Patriotas importados, nativos sin orejas
La muerte grita tierra! y el canto chacarera
La muerte grita tierra! y el canto chacarera
Y nos dijeron: "tiempo es dinero,
y en esta tierra sos extranjero"

Huelga de amores, huelga de amores,
huelga de amores en el paseo de las flores.
La historia escrita por vencedores no puede hacer callar a los tambores La historia escrita por vencedores no puede hacer callar a los tambores


Dedicado a Julio "Argentino" Roca.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...