jueves, 16 de junio de 2011

37. Cuando sea grande!!!

A los 5 años de edad:
Una madre observa que su hijo se encuentra pensativo mirando por la ventana, entonces se acerca y le pregunta:
- ¿Que estás mirando?
El niño con toda convicción le responde:
- Cuando sea grande, quiero ser albañil!!!
- ¿Cómo? Arquitecto querrás decir!
- No mamá, albañil, el que hace casas, como ese de ahí en frente - Responde señalando al obrero de la construcción del otro lado de la calle.
- Ves, mamá? ¡como ese señor quiero ser!
- Aha, bueno, veremos, más adelante sabrás mejor...


A los 12 años de edad:
Luego de un informe periodístico, en la televisión, sobre el futuro de los jóvenes en la sociedad, la madre le pregunta a su hijo:
- ¿Y vos? ya sabes que vas a estudiar cuando termines la escuela?
- Me gustaría hacer algo... no se, diferente a lo que hace papá, que siempre llega cansado.
La madre pensativa lo observa...
El niño sueña con sus ojos al techo cuando de pronto escucha:
- Bueno, pero tenes que tener una profesión y un trabajo estable para mantenerte, nosotros no vamos a vivir para siempre!
El niño la mira con desconcierto y esquivando el ataque responde:
- Si, ya sé, que se yo, a mi me gusta dibujar...
- ¿Acaso no querías ser Arquitecto? - retruca la madre hilvanando viejas conversaciones.
- Puede ser, también me gusta pintar y hacer cosas como esculturas, o inventar cosas nuevas...
- Artista???  y como vas a sobrevivir?
El niño al no entender la relación de lo que significa sobrevivir con la pasión absoluta, agacha la cabeza y se termina la conversación.


A los 17 años de edad:
- Sabés mamá, ya me decidí, voy a estudiar Arquitectura, puedo crear, puedo desarrollar casas y hoteles, y además es una profesión muy bien paga!
- Me parece una decisión muy lógica! Te felicito! Siempre te gusto dibujar "casitas"!

Unos minutos despues...
- ¿Te enteraste Pochola?
- ¿Que cosa? - Responde la vecina.
- Mi hijo va a ser arquitecto!!!!
- Hay, pero que inteligente! Me alegro mucho por él. Vamos a tener un profesional en la vecindad!


A los 32 años de edad:
El arquitecto, con su titulo enrollado en algun cajón piensa...
- Hace 8 años que trabajo frente a la PC haciendo planos y dibujitos en cad, que laburo de mierda, pero bueno, tengo obra social y me pagan la jubilación...
La conciencia le retruca y a la vez lo paraliza.
Unos minutos después recibe un mail de la empresa:
"Desde RRHH velamos para que puedas desempeñar tus tareas con la mayor de las motivaciones".
- Si claro, con el sueldo de mierda que me pagan, mientras el dueño anda de vacaciones todo el año. Broncas y sensaciones de no encontrar satisfacción en esa planilla de costos que acaba de calcular, para ese proyecto de hotel cinco estrellas.


A los 39 años de edad:
- Se acuerdan que hace años tenía ganas de levantar una pieza en el fondo de casa? - Le comenta a sus compañeros de trabajo.
- Bueno, parece que arranca la cosa en unos días!
- Que bien!
- ¿Pudiste conseguir algún albañil de confianza?
- ¡Hay cada uno! mucho cuidado! - Le aconsejan.
- ¡No, ni me puse a buscar, en realidad la estoy levantando yo mismo! ¡No sé que es, pero me siento tan realizado!


"...Parecía un niño de 5 años, muy concentrado, sin noción de tiempo, con el ceño fruncido y la sonrisa marcada, con toda la ropa sucia y las manos cubiertas con cemento, haciendo eso, lo que siempre soñó hacer, desde hace mucho tiempo." 


"Haciendo eso que soñó hacer, cuando sea grande."




1 comentario:

  1. Bonita entrada.


    "Haciendo eso que soñó hacer, cuando sea grande."

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...